Plumofobia

Fecha

Tu plumofobia hacia mí habla más de ti que de mí

La pluma es entendida popularmente como el conjunto de rasgos (aspecto, voz o gestos corporales) que, de manera esterotipada, describen el comportamiento de una persona homosexual. Se suele decir que un hombre gay tiene pluma por ser «más afeminado» o tener cierto «amaneramiento».

El caso es que la pluma es tan natural y de raíz como ser gay. No se aprende o desaprende. ¿No crees que si se pudiese desaprender los niños que sufren acoso escolar por esta cuestión intentarían no tenerla?

De hecho, muchas personas lo intentan desconectándose de su propia naturaleza por mera supervivencia ¿te has parado a pensar qué impacto psicológico puede tener intentar reprimir o controlar durante años tus gestos por MIEDO (a agresiones, a que se “descubra…”)?

A menudo, observo cómo las reacciones viscerales e intensas de rechazo hacia la pluma por parte de otros hombres gais evidencian algo: lo que no están tolerando en los demás, de alguna forma, está presente en su propio mundo interno. Sánchez y Vilain (2012) confirmaron que la fobia a la pluma es algo especialmente intenso en hombres con homofobia interiorizada.

Tal vez no toleren la pluma de otros hombres porque , lamentablemente, no toleran sus propios conflictos internos, su homofobia interiorizada y su masculinidad tóxica. Por eso, recuerda que la Psicología Afirmativa Gay puede ayudarte a trabajar en tu homofobia interiorizada o en las secuelas psicoemocionales que guardas en tu mochila si sufriste por tener pluma la homofobia de otros.

Hoy quiero recordarte que la plumofobia habla más de la persona que la sufre que de quien tiene pluma.

Sé que algo tan ligero como una pluma pudo colocar mucho peso en la mochila de muchas personas. Aunque os hiciesen creer lo contrario, no hay nada malo en vuestra pluma.

Quiero recordarte que, ahora, si abrazas todas esas plumas es posible que te permitan volar en libertad.

Abrazos de plumas 🪶🤗🪶

Andrés Escribano.